Del centro del ponto

Quisiera

que el mar saliera de entre tu falda

y poder nombrarte

como hacen los amantes saturados

quizá

te nombraría para que seas letra que emprende el vuelo

como un ramo de gaviotas

diría claro

que tu pelo inunda con una marejada violenta

que tus ojos son parajes donde la noche duerme

que la parcela de tu espalda la trabajan mis manos

y que tus caderas llaman al tacto.

pero no

no porque no lo seas

sino porque la mujer del poeta siempre está rota

y guarda un cuchillo blando entre los muslos

se asoma por la ventana esperando la hora del llanto

y se vuelve con una sonrisa entre las manos.

el poeta escribe y escribe para mostrarle la ruta de la memoria

el vuelo de la arena al tiempo

y el canto de las olas cuando las nubes se secan

pero nada basta

la luz no inventa el día

las balas no son en defensa propia

y los poemas no pagan las cuentas

por eso estas letras son las interminables patas de un grillo que no cesa

un canto que se troza en la fragilidad del deseo

una mano que tiembla

y no escribe

una gaviota que entra al mar

y no vuelve.

2 comentarios en “Del centro del ponto

  1. ay! muchacha de ojos tristes
    que tan malamente cierras tus piernas
    lee los poemas bellos del sol
    aquellos que te caerán como rayos
    sobre el cuerpo gris y verde
    que quiere revolución!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s